Los 10 mejores besos de película en el Día Internacional del Beso

Besos de película

Entre las películas que tendrás que ver este año seguro que encontraremos romances de antología, dramas cotidianos, emociones a flor de pie y algún beso de película. Pero nada como regresar a los clásicos, a los grandes filmes de todos los tiempos para encontrar los 10 mejores besos de película. Emotivos, intensos, acrobáticos algunos, revolucionarios otros…

Tal es la importancia del beso que hasta tiene un Día Internacional propio. Cada año, el 13 de abril se celebra esta efeméride, una fecha que surgió gracias al beso más largo de la historia. ¡58 horas! Protagonizado por una pareja tailandesa que rompía su propio récord de 46 horas consecutivas. No confundir esta cita con el Día internacional del Beso Robado, que también lo hay. Porque como todo Fobo sabe, hay efemérides y días mundiales para todos los gustos.

“¿Quién iba a decir que un beso pudiera ser así, capaz de alterar el paisaje interior hasta tal punto de desbordar los mares, de empujar los ríos montaña arriba, de devolver la lluvia a las nubes?”. Jandy Nelson

  1. Casablanca (1942)

    No hay amor de cine más estoico que el que encarnaron Humprey Bogart e Ingrid Bergman en la gran pantalla en 1942. Nazis, exilio, drama amoroso, Marruecos al fondo y frases célebres como el “tócala otra vez, Sam” que en realidad nunca se dijo en la película, o “siempre nos quedará París”. Para el recuerdo también nos quedarán problemas de intendencia como que Bergman era casi cinco centímetros más alta que Bogart, por lo que el director Curtiz tuvo que elevar al actor sobre ladrillos o sentarlo sobre cojines en las escenas en las que aparecían juntos. Hasta la frase final de la película guarda una curiosidad para cinéfilos. El productor Hal B. Wallis decidió, terminado el rodaje, que la frase final de la película sería: “Louis, creo que este es el comienzo de una bella amistad” (“Louis, I think this is the beginning of a beautiful friendship”). ¿Consecuencia? Tuvieron que llamar Bogart un mes después de finalizar el rodaje para doblar la frase.

    10 Puntos
    Votar 12345
  2. Lo que el viento se llevó (1939)

    Clark Gable y Vivien Leigh es sinónimo de frases icónicas del cine como “francamente querida, me importa un bledo” o “a Dios pongo por testigo que jamás volveré a pasar hambre”. Pero Lo que el viento se llevó es más, mucho más. Es uno de los besos más celebrados del cine, a la altura de una de las mejores películas de todos los tiempos. No lo decimos nosotros, lo dice la lista del American Film Institute que la coloca en el top ten de las 100 mejores películas estadounidenses. De los diez Oscars que recopiló el filme, dos son especialmente significativos: mejor actriz a una desconocida Vivian Leigh, elegida como protagonista entre 1400 mujeres que realizaron la prueba, y mejor actriz de reparto a Hattie McDaniel, la primera actriz de raza negra en ganar un Óscar.

    5 Puntos
    Votar 12345
  3. De aquí a la eternidad (1953)

    Ocho premios Oscars mereció De aquí a la eternidad en su año de estreno. Fue mejor película, director, actor secundario para Frank Sinatra, actriz secundaria para Donna Reed y guión. Pero curiosamente ni Burt Lancaster ni Deborah Kerr se llevaron la estatuilla por su trabajo de interpretación como protagonistas de una historia de amor adúltera que en la década de los 50, en la mojigata sociedad americana, tuvo que ser casi un escándalo. Como escandalosa e icónica fue la escena de la playa. El famoso beso. Deborah Kerr y Burt Lancaster protagonizaron la ya histórica escena en la playa de Halona Cove en Oahu. En su rodaje participaron más de 100 personas durante tres días.

    5 Puntos
    Votar 12345
  4. El imperio contraataca (1980)

    “I love you. I know”. Así es Han Solo. ¡Ay Leia, cuánto te extrañamos! Harrison Ford y Carrie Fisher protagonizaron una de las escenas más icónicas, con beso incluido, de una de las entregas, por otro lado, más icónicas de la saga Star Wars. La primera trilogía que será, según todos los entendidos, la única y verdadera. El episodio V es el momento del imperio, de Darth Vader y su oscura revelación, de la historia de amor de Han Solo y Leia, del entrenamiento de Luke Skywalker y Yoda y de Han Solo atrapado en carbonita.  ¿Es o no es el Imperio Contraataca la mejor de las entregas de Star Wars?

    5 Puntos
    Votar 12345
  5. Spiderman (2002)

    Los besos del hombre araña no pueden ser normales y corrientes. Por esto Tobey Maguire y Kirsten Dunst protagonizan en Spiderman el beso acrobático por antonomasia. Aunque nos guste más la versión de Homer y Marge Simpson, debemos reconocer el mérito del superhéroe creado por Stan Lee y Steve Ditko en 1962. Aunque James Franco hizo la audición para el papel de Peter Parker/Spiderman, fue Tobey Maguire quien se llevó el papel protagonista y el curioso honor de colgarse boca abajo de una escalera de incendios para plantarle un ósculo a quien fuera una jovencísima Claudia en Entrevista con un Vampiro, la película que ha tenido como gran mérito juntar en el misma escena a Tom Cruise y Brad Pitt.

    5 Puntos
    Votar 12345
  6. El diario de Noah (2004)

    Posiblemente El Diario de Noah es la película más empalagosa de todos los tiempos. Y más repetida en televisión, por cierto. Antes de La la Land, Ryan Gosling ya era un romántico (aunque preferimos Blue Valentine). En El diario de Noah comparte protagonismo con Rachel McAdams en una historia lacrimógena de fidelidad más allá del tiempo y la enfermedad. A pocos cinéfilos les pasa desapercibido que la escena del beso bajo la lluvia fue superada con creces en Match Point (2005) por Jonathan Rhys Meyers y Scarlett Johansson: el primero ofrece sin duda un perfil más inquietante que el bueno de Gosling en una historia esquizofrénica firmada por Woody Allen. Pero, aún así, el beso entre Noah y Allie fue galardonado como el mejor beso de 2004 y la historia de amor de la película es una historia real: la de los suegros del director, Nick Cassavetes, que se enfrentaron al olvido del Alzheimer.

    5 Puntos
    Votar 12345
  7. Brokeback Mountain (2005)

    Heath Ledger siempre será el mejor Joker y Jake Gyllenhaal, el actor del apellido impronunciable, pero además de eso, ambos son los protagonistas de un beso de película. Una historia de amor que en 2005 fue la antecesora directa de Moonlight, la flamante película ganadora de los Oscar 2017. Aún hoy, que una película trate con naturalidad el amor entre personas del mismo sexo es casi un escándalo en una sociedad como la americana y en una alfombra roja tan acartonada como la de los Oscars. No sólo EE.UU no estaba preparado para el beso de Ledger y Gyllenhaal sino que en una emisión de la película en el canal de televisión pública italiana Rai Due en 2008, fueron censuradas tres escenas de amor homosexual, entre ellas, el beso apasionado en el reencuentro de los protagonistas después de cuatro años, ya casados, delante de la casa de Ennis.

    5 Puntos
    Votar 12345
  8. La princesa prometida (1987)

    Han pasado más de 30 años desde el estreno de La princesa prometida, un filme que pasará a la historia por encarnar el amor fantástico, una especie de cuento de hadas medieval, entre Cary Elwes y Robin Wright mucho antes de que Juego de Tronos fuera el bombazo televisivo que es hoy y mucho antes de que la dulce y tierna Robin se convirtiera en la temible Claire Underwood de House of cards. También pasará a la historia por una de las frases más icónicas del cine: “me llamo Íñigo Montoya, tú mataste a mi padre, prepárate a morir”, repetida en bucle con cara de venganza y espada en mano. A La princesa prometida, fiel ejemplo de las películas de los 80, le faltan dragones y efectos especiales para ser millennial pero le sobra iconicismo y esa mirada inocente que ahora nos conquista en Stranger Things.

    0 Puntos
    Votar 12345
  9. Pretty Woman (1990)

    ¡Y llegaron los 90! Y la pareja de moda fue Richard Gere y Julia Roberts. Los reyes del baile que no repitieron en taquilla hasta una década después en Novia a la fuga. Pretty Woman es posiblemente una de las películas de sobremesa más vistas y revistas de la historia de la televisión. Los visionados se cuentan por miles y, lo curioso, es que después de tanto tiempo, no defrauda. Ni la historia, ni la química entre los personajes, ni la escena de la bañera, ni la de las compras, ni el final de príncipe azul en limusina a falta de caballo blanco. Cuando en 1990 se estrenó Pretty Woman, Richard Gere ya tenía un largo recorrido como actor. Su nombre estaba en la lista para ser Edward Lewis por detrás de otros pesos pesados como Christopher Reeve, Daniel Day-Lewis, Denzel Washington o, incluso, Al Pacino. Para Julia Roberts, sin embargo, fue su salto a la fama. “La novia de América” nació con Pretty Woman.

    0 Puntos
    Votar 12345
  10. Titanic (1997)

    Leonardo di Caprio y Kate Winslet fueron los protagonistas de uno de los bombazos más rentables (y eso que al principio la taquilla fue esquiva con el proyecto) de los últimos 20 años. Bajo las órdenes de James Cameron, dos jóvenes Leo y Kate protagonizaron una de las historias de amor más dramáticas del cine con iceberg incluido y una mala plancha de madera uniplaza, al parecer, para sobrevivir. Cameron estaba fascinado por el naufragio del Titanic y su interés aumentó al reunirse con Robert Ballard,​ que descubrió los restos del barco en la década de 1980. Así nació una idea que mezcla realidad y ficción, porque la historia de Jack y Rose nunca fue real. La película recaudó más de 1800 millones de euros y  se llevó 89 premios, entre los que se encuentran once premios de la Academia (cifra solamente igualada por Ben-Hur y El Señor de los Anillos: el retorno del Rey).

    0 Puntos
    Votar 12345

mosca solicitud cita