Series de narcos: hay vida antes y después de Narcos

Breaking bad

Queda poco para el estreno de la cuarta temporada de Narcos. Una temporada que tendrá muchas novedades. Para empezar, la ficción de Netflix se desplaza de Colombia a México cambiando el cártel de Cali por el cártel de Guadalajara, esto implica que habrá caras nuevas como Diego Luna que interpretará a Miguel Ángel Gallardo “El Padrino” o Michel Peña que hará del agente de la DEA Kiki Camarena. Pero el reparto no será lo único que cambie, también lo hará la época. Narcos retrocederá hasta los años 80 para centrarse en el origen del cártel comandado por los hermanos Gallardo. Sin embargo, mientras la cuarta temporada no llega a la plataforma reina del streaming (con permiso de HBO y Amazon) puedes disfrutar de otras series donde el mundo de la droga se encuentra muy presente. Repasa con Foboworld las series de televisión que mejor reflejan el mundo del narcotráfico y descubre qué series ver si te gusta Narcos.

  1. Breaking Bad

    El universo del tráfico de estupefacientes tuvo otro gran éxito antes de “Narcos”: “Breaking Bad”. La serie de Vince Gilligan partía de una historia con la que el público podía simpatizar: un profesor de química descubre que tiene cáncer y no puede costearse el tratamiento ni dejar ahorros a su familia ante su inminente muerte, por lo que decide elaborar metanfetamina para tratar de paliar la situación. Durante la espiral de muerte y destrucción que recorre Walter White (brillantemente interpretado por Bryan Cranston), el espectador se sorprende justificando las barbaridades que comete hasta que se transforma en un cerebro criminal para el que la droga no deja de ser un fin con el que alimentar su ego. Planos a lo Tarantino desde el maletero, capítulos especiales donde una mosca era capaz de mostrar la transformación del protagonista e iconos que han saltado a la realidad como recetas para elaborar el cristal azul, pizzas que han tenido que pedir que se dejen de lanzar al tejado o camisetas de Pollos Hermanos demuestran el impacto de la serie entre sus seguidores.

    39 Puntos
    Votar 12345
  2. Gomorra

    De redes criminales, pandilleros y violencia también saben mucho en “Gomorra”. La producción italiana con más éxito internacional centra sus capítulos en los dimes y diretes de la mafia napolitana. Y, aunque suene a tópico, en “Gomorra” importa la familia e importa el amor. De este modo, la serie basada en el libro de Roberto Saviano nos destapa la idiosincrasia italiana como hiciera años antes David Chase con la ya mencionada “Los Soprano” o Francis Ford Coppola con “El Padrino”. Demostrando que una asociación criminal tiene más opciones de mantenerse a flote si la familia se mantiene unida, desde el capo con más peso hasta el repartidor más insignificante.

    14 Puntos
    Votar 12345
  3. Fariña

    El libro de Nacho Carretero ha levantado mucha polvareda. “Fariña” es la radiografía del narcotráfico gallego contada sin tapujos. El secuestro de la publicación de la editorial Libros del KO ha empujando hacia arriba a las cotas del share de la serie de Antena 3. En “Fariña” asistimos atónitos al ascenso de Sito Miñanco, Laureano Oubiña y el “clan de los Charlines”. El asombro no proviene del excelente cuidado que ha puesto la productora Bambú en la serie rodada en Noia, Porto do Son o Pontevedra. No, la estupefacción surge de la realidad que se esconde tras la ficción y de cómo toda una generación de gallegos vieron su porvenir afectado por la droga que se distribuía desde sus rías. Aunque no es el único caso de “basado en hechos reales”.

    10 Puntos
    Votar 12345
  4. Pablo Escobar: El patrón del mal y El Chapo

    Tanto “Pablo Escobar: El patrón del mal”, como “El Chapo” parten de personajes e historias que existieron. La primera no deja de ser una revisión de las dos temporadas iniciales de “Narcos” facturada por la propia televisión colombiana (que después vendería sus derechos a Netflix). Mientras que en el caso de “El Chapo” se cuentan obra y milagros del narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzman. En ambos casos se pueden apreciar los orígenes, el apogeo y la caída de los famosos cárteles de droga sudamericanos.

    10 Puntos
    Votar 12345
  5. The Wire

    “Narcos” no es la primera serie que ha aglutinado a una legión de fans frente a la pantalla. En los albores de la edad dorada de las series, David Chase y David Simon cambiaban el destino del entretenimiento mundial con “Los Soprano” y “The Wire” (partiendo de sus cabeceras que son imposibles de dejar de tararear). Si bien la mafia dirigida por Tony Soprano (en manos de una bestia interpretativa llamada James Gandolfini) no tenía muchos affairs con la droga, el caso de The Wire era completamente diferente. Hace unas semanas, se cumplieron 10 años de la emisión del último capítulo de la serie que puso a Baltimore en el mapa. “The Wire” recorre los diferentes estamentos de la decadente ciudad estadounidense (los bajos fondos y sus problemas con el narcotráfico, la educación estatal, los orígenes de la crisis del periodismo y la corrupción política). Todo a través de escuchas policiales que compilan las historias de personajes oscuros y de muchas capas. Inicialmente la serie no tuvo el empuje que la HBO exigía para mantenerla en emisión. Sin embargo, la fuerza del mercado europeo (donde rápidamente fue considerada como una producción de culto), motivó que el drama policíaco de David Simon abarcase 5 temporadas alcanzando en su final el aplauso del público y de la crítica. De esta forma “The Wire” entró a formar parte del Olimpo de la televisión, a pesar de que no exploraba una idea nueva, ya que el propio Simon pocos años antes había creado una miniserie llamada “The Corner” focalizada en una familia de Baltimore inmersa en el mundo la drogadicción.

    6 Puntos
    Votar 12345
  6. Power

    Cuando los ejecutivos de la cadena Starz vieron el final de la tercera temporada de “Power”, encargaron de golpe la cuarta y la quinta. En junio de 2018 se espera el desenlace de la serie que sigue a “Ghost”, un capo de la droga que fue ascendiendo desde las esquinas de su barrio hasta disponer de una red de narcotráfico y un club en el que blanquear dinero. Sus esfuerzos por tratar de pasar página se ven truncados por un pasado que trata de alcanzarlo con violencia, venganza e incluso amor. Además, la serie cuenta con un aliciente para los seguidores de 50 Cent, el rapero neoyorkino es productor ejecutivo y actor recurrente de la serie.

    5 Puntos
    Votar 12345
  7. Weeds

    El ego de Walter White generalmente ha sido el gran problema de los narcotraficantes si hacemos caso a las ficciones televisivas. En “Weeds”, una madre de familia, que acaba de convertirse en viuda, decide vender marihuana para lograr mantener el nivel de vida al que estaba acostumbrada. Sin embargo, rápidamente (los episodios duran entre 25 y 30 minutos, caso raro entre ficciones con drogas como telón de fondo) aspira a ganar más dinero y a cambiar de aires. Ficción ideal para pegarte un maratón de series y verla en una tarde.

    4 Puntos
    Votar 12345

Sin lugar a dudas, todas las series que ahondan en el narcotráfico basan su hilo narrativo en la fuerza de la lealtad. Ya sea callando ante la Guardia Civil en Pontevedra, no diciendo que tu cuñado trabaja para la DEA si quieres vender metanfetamina, o respaldando el pasado de tu amante aunque ahora seas fiscal y sospeches que él no es un simple dueño de un prestigioso club de copas.
Salvo que seas Omar. Si eres Omar únicamente basta con ser leal a tus principios. Aunque en el mundo del narcotráfico, la lealtad a uno mismo también cuenta al fin y al cabo.

via GIPHY