13 de Marzo: hoy celebramos ¡el Día de Ken!

Día de Ken

¡Hoy celebramos el Día de Ken! Nos hemos propuesto disfrutarlo por todo lo alto porque sí, Ken (el muñeco de Mattel) hasta hace unos años ¿fiel? marido de Barbie, es el gran olvidado. Acompañaba a Barbie en todos sus saraos, pero su línea de ropa era escasa, sus profesiones mucho menos demandadas que las de la famosa muñeca y su pelo… ¡bueno, no tenía pelo de verdad! Y por supuesto no ha evolucionado como lo ha hecho la reina rubia, que hasta tiene una casa que se conecta a Internet.

Así que hoy nos ponemos el mundo muñequil por montera y festejamos su día recordando aquellas tardes de ‘telenovelas’ infantiles con los devaneos de Barbie y Ken. Poneos vuestro modelito más in y mirad estas curiosidades sobre el muñeco.

Ken es un ¿señor? de Willows, Wisconsin cuyo apellido es Carson. Ken nació en el año 1961, dos años después que la famosa muñeca rubia Barbie y pasó a ser su esposo tras conocerse en un anuncio televisivo. ¡Lo que las cámaras han unido que no lo separe el hombre! Pues sí, lo separó Mattel. Su matrimonio duró todo lo que pudo. ¿Cuántas parejas puedes decir que han estado juntas durante 43 años? Pues muy pocas. Como era de esperar, Barbie se independizó de un marido bastante ausente y del que llegó a decirse que tenía relaciones extramatrimoniales… No nos metemos en los asuntos personales de Barbie y Ken, pero el propio fabricante de juguetes Mattel fue el que anunció en el año 2004 tan terrible ruptura. No sabemos cómo se quedaron los niños de la época ante semejante noticia, pero los que veníamos jugando con estos muñecos desde los años 60, 70 y 80… ¡nos quedamos como el emoticono de whatsapp! Porque ¿qué iba a ser ahora de Ken? Estaba claro que Barbie tenía suficientes amigas, pretendientes y profesiones para estar entretenida durante años, pero ¿y él?

Ken

Ken y Allan amigos y residentes en Wisconsin

Pues resulta que fue en el año de su trágico divorcio cuando muchos averiguamos que Ken no estaba sólo en la vida. Ken tiene un hermano pequeño, Tommy, que seguramente en su casa (Mattel) sea conocido, pero que parece que no se prodigó mucho delante de las cámaras… aunque claro, contando que entre ambos hay 20 años de diferencia pues… El caso es que Ken podía llevarse a su hermano como si de su hijo se tratara a todos sus hobbies y profesiones.

Pero Mattel pensó en todo. Ken no podía estar sólo a merced de la compañía de un hermano – nadie se ha preguntado aún la edad ni procedencia de sus padres – así que tuvo un amigo. ¡Que levante la mano quién lo conozca y quién lo haya tenido! Su primer y único amigo fue Allan, que apareció en el año 1964 y que quizá fue el que apartó un poco a Ken de los asuntos de su esposa para irse de juerga. No lo sabemos, sobre todo porque aún no damos crédito a toda la historia ‘oculta’ sobre su persona.

Datos curiosos sobre el galán de Mattel

Ken es un poquito más alto que Barbie. Nació en dos versiones, rubio y moreno y luego tuvo infinidad de modelos hasta el actual de nuestros días (que sí, señores y señoras, parece que ha pasado por el cirujano plástico). En el año 1981 apareció la versión afroamericana: pelo ensortijado, piel morena y, por supuesto, una sonrisa de oreja a oreja. Fue el llamado Ken Sunsational de Malibú. No sabemos si era muy ‘sunsational’ pero sí podemos decir sin lugar a equivocarnos que, al menos en España, muy poquitos ejemplares vimos en su versión afro.

En el año 1993 apareció la mejor y más divertida versión del muñeco de Mattel. Se llamaba (y se llama, pobre, algún ejemplar plastificado habrá algún por ahí) Magin Ken y era el ejemplar más festivo del muñeco: pendientes en las orejas, vestimenta noventera.. Se convirtió en todo un icono gay pero dejó de fabricarse porque no pareció ser del gusto de la fábrica que se convirtiera en todo un mito gay. Tanto Ken como Barbie se fabrican principalmente para un público infantil. Eso sí, en el año 2009, probablemente por la bajada de ventas en todos los juguetes que no son de origen tecnológico , Mattel volvió a la carga con otro muñeco muy parecido a éste. ¿Su nombre? Sugar Daddy Ken. Un señor (esta vez sí) de Palm Beach muy a la moda y con perro para pasear. Todo un dandy que, según aseguró la propia fábrica Mattel, esta vez sí ‘está dirigido a un público adulto’.

La historia de Ken no termina aquí, tememos. En realidad nos encanta que Mattel haya puesto toda la carne en el asador y,  a través de los años, nos haya contado historias de todo tipo sobre la ex pareja. Cotilleos, amistades que van más allá del cariño, infidelidades. ¿Qué más se puede pedir? Pues que disfrutéis como si aún fuerais niños y hurguéis en el baúl de los recuerdos. Porque ¡a saber qué joyas hay ahí! Y mientras… a disfrutar de los días más frikis de todo el calendario.

mosca solicitud cita