Headphones: todo lo que debes saber sobre el gadget del momento

headphones

Son imprescindibles para trabajar en calma, salir a hacer running o ir en el metro. ¿De qué hablamos? De los headphones, auriculares que se han con convertido en un gadget indispensable en el día a día de un auténtico fobo. Después del smartphone, los auriculares son uno de los dispositivos tecnológicos más usados tanto a nivel personal como profesional. Los datos a nivel mundial así lo constatan . El mercado de auriculares (en 2017) estaba valorado en 7.500 millones de euros y se estima que alcance los 8.500 millones en 2025.  Descubre las peculiaridades de los headphones, cuándo se inventaron, qué tipos hay y qué precio pueden llegar a alcanzar.

El origen de los auriculares se remonta a 1910 en Estados Unidos, concretamente a una iglesia mormona. A ella asistía Nathaniel Baldwin, un ingeniero que al no poder escuchar con nitidez al orador ideó un sistema para amplificar el sonido. Nacían así los primeros auriculares. Al principio a la empresa privada el invento no le pareció nada relevante. Sin embargo, cuando la Marina estadounidense los probó quedó encantada y le hizo un pedido de 100 unidades, que Baldwin armaba en la cocina de su propia casa. Ya en la I Guerra Mundial empezó a popularizarse su uso.

Tipos de headphones por tamaño y forma

Existen casi tantas clasificaciones como personas asesinadas en Narcos. Sí, todo un mundo. Por quedarse con una lo haremos con el tipo de headphones por tamaños. Así, estarían los in-ear, que vienen siendo de pinganillo o botón. No son los que ofrecen la mejor calidad pero sí los que ocupan menos espacio. Son el modelo perfecto para los que les gusta la discrección e ir escuchando música sin que los demás lo perciban o practicar deporte;  apenas pesan y es más complicado que se caigan. Eso sí, como son in-ear su uso prolongado no es recomendable (como máximo una hora al día). Su diseño y tecnología se ha ido adaptando hasta el punto de que también existen auriculares acuáticos para poder usarlos mientras nadas.

Siguiendo con la clasificación por tamaño continuamos con los on-ear. Denominados también supraurales se colocan por encima de las orejas sin ser de un tamaño desmesurado. La calidad del sonido es mejor que con los in-ear. Existen modelos ligeros y plegables perfectos para llevar cuando viajas o vas en el metro escuchando tus listas de Spotify.

Por último, estarían los auriculares over-ear, que cubren la oreja por completo, lo que permite un sonido de gran calidad y más aislamiento del exterior. Su tamaño es mucho mayor que los dos modelos anteriores, por lo que su uso es limitado para casa o estudios de música. La potencia de algunos es tal que necesitan un amplificador para emitir por completo toda su capacidad.

Otra clasificación de los auriculares sería por su forma; desde los de clip o gancho – perfectos para runners – hasta los que se colocan por detrás del cuello pasando por los circumaurales, que rodean por completo la oreja. Si has leído hasta aquí estarás alucinando con tanto dato… pues aún tenemos más.

Auriculares: de 15 a 45.000 euros

El precio medio de unos cascos oscila entre los 15 y los 60 euros, aunque si queremos un poco de calidad la inversión deberá ser mayor. Para auténticos sibaritas están los Oprpheus de Sennheiser, con una fidelidad extra y un sonido único. Reproducen un rango de frecuencia entre los 8 Hz hasta más de 100 KHz con la menor distorsión jamás alcanzada. Los privilegiados que los han probado aseguran que escuchar música con ellos es una auténtica experiencia. ¿Su precio? Más de 45.000 euros.

 

La oferta de headphones es cada vez más amplia. Determinar cuál es la mejor marca no es del todo sencillo ya que no existe un Stradivarius de estos dispositivos. Sin embargo, como sabemos que eres fan de las listas (no sólo hablamos de las de Spotify) decirte que en el top de los cascos estarían Senneheiser, Audio Technica, Shure y V-MODA.

Curiosidades: headphones con traductor y acupresión

El traductor de Google puede ser de gran ayuda para un nómada digital, cuando viajas o tu jefe te manda a un congreso en el que te saludan con un “konnichiwa”. Otra opción son los auriculares de Mymanu Clik capaces de traducir hasta 37 idiomas en tiempo real; es decir; que si una persona se dirige a ti en noruego o tailandés con estos auriculares -más la aplicación pertinente– podrás escucharla en el idioma que tú elijas. Su precio es de unos 250 euros.

A estas alturas ya no tenemos claro que la función principal de los cascos sea solo escuchar música. El modelo de Nirvana realiza masajes mientras escuchamos sonidos relajantes (ruido blanco). Son de un tamaño superior a los normales y dotados de unos filamentos para presionar y estimular distintas partes de las orejas mediante acupresión, una técnica que busca la relajación del cuerpo presionando puntos concretos (normalmente en las manos, pies y pabellón auricular). De este modo, el movimiento de los cascos -que simulan unos dedos masajeadores– y el ruido blanco consiguen llevarte a un auténtico estado de relajación.

Calidad del sonido, ecualización, comodidad, tamaño, portabilidad, tipo de conexión y algún extra tipo relajación. Para comprarse unos headphones hay que sacarse un master en Harvard, pero después de esta sencilla guía fobo sobre todo lo que hay que saber sobre auriculares, estás más cerca de tu objetivo: escuchar música con buena calidad de sonido.

mosca solicitud cita