Por qué jugar a los Sims es bueno para la salud

jugar a los sims

Los Sims son buenos. Lo dice la ciencia. Y para nosotros eso es palabra de dios pagano. Ya sabíamos las aplicaciones terapéuticas de algunos videojuegos para abordar ciertos trastornos y seguimos muy de cerca todo lo que la tecnología de seguimiento ocular aporta a nuevas formas de interacción, pero que la ciencia nos asegure que Los Sims son buenos es un nuevo estadio de felicidad que hasta ahora desconocíamos. ¡Mamá, las horas de juego invertidas no han sido tiempo perdido!

El psicoanalista Steve McKeown, fundador de MindFixers y propietario de The McKeown Clinic, ya lo aseveró en UNILAD: “Los juegos de Life Simulation como The Sims pueden permitirle a una persona escapar de la normalidad social, sus presiones y tensiones crónicas que prevalecen en el mundo real; le permite al jugador crear una realidad perfecta en la que juega el personaje principal y tiene control total sobre el resultado”.

Así que Los Sims rebajan estrés y neurosis sociales de la vida diaria. Pero no solo eso. “Nuestro subconsciente se adapta con enorme facilidad, y nos ayuda a abrirnos a diferentes paradigmas de realidad cada vez que nos centramos en versiones alternativas de nuestra vida a través de nuestros pensamientos. Con la ayuda de este tipo de juegos, podemos explorar en profundidad esas experiencias”. Traducido: Los Sims nos permiten explorar nuevos rasgos de nuestra personalidad y ser quienes queremos ser. Libertad, no represión, no estigmas, no traumas. Y lo que es mejor: “divertirse a través de la creatividad es una actividad muy saludable que hace realmente feliz al cerebro”.

Los Sims prohibido en varios países

¿Sabías que hay países como China donde el juego completo no se puede descargar? Una de las últimas actualizaciones más importantes del videojuego fue la de eliminar cualquier restricción de género. Los desarrolladores de Maxis y EA se reunieron con asociaciones LGBTI para llevar a cabo estos cambios para cumplir con un rasgo que siempre ha caracterizado a Los Sims: la diversidad de género y sexual. Ya en 2014, Los Sims se clasificó como un videojuego para “adultos” por las autoridades rusas debido precisamente a la inclusión de relaciones LGBTI. Más reciente fue la prohibición de Uzbekistán que consideró en 2017 que Los Sims transmiten “valores distorsionados” y “amenazan la estabilidad”.

Lo último ha ocurrido este mes de junio. Uno de los representantes de EA comunicó a través del foro oficial que el reciente juego de Los Sims para móviles dejaría de estar disponible en siete países diferentes “a la luz de las leyes de cada región”. Una declaración inconcreta, ya que no desvela razones concretas, que sin embargo se une al listado de países en los que Los Sims no son buenos para la salud ni para la forma de pensar de las autoridades.

 

Lo último: Los Sims 4 Perros y Gatos

Disponible desde finales de julio para PlayStation 4 y XboxOne, Los Sims 4 Perros y Gatos es la última entrega de la franquicia. Gracias a esta expansión, los fans de la saga pueden incorporar a sus tareas de Gran Hermano omnipresente el cuidado e interacción con mascotas. La revisión no solo permite elegir raza de mascota y características sino que incluye también la carrera de veterinaria, que permite a los jugadores construir su propia clínica y contratar al personal. También se añade el barrio de Brindleton Bay, compuesto por playas y calas para salir a pasear con las mascotas.

Antes que las mascotas, al universo Sim llegaron las estaciones. Disponible en PC y Mac, Los Sims 4 y las Cuatro Estaciones incluye nuevas actividades y festividades propias de cada estación como recoger hojas en otoño, planear vacaciones o patinar en invierno. Además permite desarrollar la carrera de nuestros Sims en el campo de la jardinería y obtener nuevas habilidades, atuendos y objetos útiles.

Facebook Spaces ha llevado a Los Sims al siguiente nivel. Al usar auriculares con realidad virtual, sumergirse en el mundo virtual es aún más fácil.

Mejoras del juego, nuevos avances y una premisa divertirse es bueno para la salud. ¿Quién da más? ¡Larga vida a Los Sims!