Nuevo James Bond: requisitos que deberá cumplir el próximo agente 007

James Bond - 007

Sabemos que Daniel Craig será James Bond una cuarta vez, en una película, la número 25 de la saga, que se estrenará, si se cumplen los pronósticos, en 2019 y que dirigirá, si nada lo cambia hasta entonces, el británico Danny Boyle. Pero lo que no sabemos, al menos de momento, es quién lo sustituirá. Porque Craig, a sus 50 años, ya tiene edad para colgar el esmoquin – y, si no lo ha hecho antes, es porque 25 millones de dólares son muchos millones -.  Nombres para sustituirle suenan muchos, en realidad los rumores nunca han cesado desde prácticamente el fichaje de Craig hace ya más de una década. ¿Quién será el nuevo James Bond? ¿Quién será el siguiente en pedir un Martini agitado, no revuelto y en conducir el famoso Aston Martin? En Foboworld vamos a lo (casi) seguro y os contamos qué cualidades debe tener esa persona, el nuevo agente 007. Así, sólo es cuestión de comprobar si los candidatos encajan o no el papel.

A las órdenes de Isabel II

Comencemos por lo básico. James Bond es británico, un espía del MI6 al servicio de su majestad la Reina. Roger Moore, Sean Connery, Timothy Dalton y Daniel Craig también lo eran. Británicos, no lo otro, que sepamos. ¿Pero y Pierce Brosnan? Irlandés. ¿Y George Lazenby? Australiano. ¿Entonces? ¿Basta con hablar inglés con acento? Eso abre las puertas a uno de los candidatos más populares entre los amantes de las series: Jon Hamm, el mítico Don Draper de Mad Men y de nacionalidad estadounidense. Su nombre lleva años sonando entre los aspirantes a encarnar a un renovado 007, pero lo cierto es que las apuestas favorecen a intérpretes británicos.

Lo siguiente que tenemos claro es que el nuevo James Bond debe tener presencia, ser capaz de atemorizar a los malos con una sola mirada para, acto seguido, derretir a las féminas con una sonrisa. ¿Y quién sabe hacerlo mejor que Tom Hardy? El actor – londinense, por cierto -, es, a día de hoy, uno de los candidatos más firmes a sustituir a Daniel Craig en la piel del famoso espía. No sólo por su innegable carisma, también porque vive un momento profesional maravilloso. Nominación al Oscar por El renacido, la serie Taboo, próximamente Venom… Además, con Mad Max: Fury Road ya demostró que puede reinterpretar un personaje emblemático y salir victorioso.

>Otro factor a tener en cuenta, y casi tan importante como saber conducir o empuñar un arma, es poder vestir un esmoquin o un simple traje de chaqueta con elegancia y naturalidad, como si ya hubiera nacido con él. Y ahí es donde Tom Hiddleston entra en escena. Si le has visto en High Rise o, sobre todo, en la serie El infiltrado, sabrás a qué nos referimos. Y si no, échale un ojo al gif.

 Eso sí, un James Bond con el cuerpo de Tom Hiddleston precisa de una escena de baile. Insistimos.

 

La edad importa. ¿Y el género?

Los actores favoritos en las apuestas para coger el testigo de Daniel Craig están en la treintena. James Norton, conocido por la miniserie Guerra y Paz, 32 años; Aidan Turner, el Poldark televisivo, 34; el ya mencionado Tom Hiddleston, 37… Pero, echando la vista atrás, la mayoría de los anteriores 007s se encontraban más cerca de los 40 que de los 30 – Roger Moore, incluso, fue James Bond de los 46 a los 58 -. Así las cosas, las puertas están abiertas a Michael Fassbender, 41, otro al que el traje de chaqueta le sienta como un guante; Cillian Murphy, también 41, popular por la serie Peaky Blinders; e… insistiendo de nuevo, Tom Hardy, 40 años exactos.

En esa franja de edad se mueve uno de los intérpretes más sexys, elegantes y carismáticos de la pequeña y gran pantalla, Idris Elba. 45 años, nacido en Londres, 1,90 de estatura… y de raza negra. Ese es, para algunos, el hándicap del candidato Elba, mientras que para otros se trata, precisamente, de una razón de peso para contratarlo y llevar a cabo una necesaria renovación del personaje en estos tiempos en que la diversidad es casi una exigencia en la industria del cine. Las cosas como son, Idris Elba en el M16 es lo mejor que le puede pasar al cine de espías en el futuro cercano.

 

Puestos a renovar, hay quien habla no ya de un James Bond negro, sino de un James Bond mujer, es decir, de una Jane Bond – ¿os gusta el nombre? Suena bien, ¿verdad? -. Y aquí surgen tres candidatas. Olivia Colman, vista en la miniserie El Infiltrado, donde demostró sus habilidades como espía; Emily Blunt, la penúltima gran heroína de acción; y Morena Baccarin, la novia en la ficción de Deadpool que se ha postulado para el papel porque, explica, ya está cansada de ser el interés romántico y no quien reparte las tortas.

 

Hombre o mujer, lo que realmente le importa a los productores de Bond 26 – porque asumimos que Daniel Craig parará en la número 25, ¿no? – es que el nuevo 007 atraiga hordas y hordas de espectadores a los cines. Y eso a menudo se consigue con una cara conocida. ¿Harry Styles, ex miembro de One Direction? ¿Y por qué no? En Dunkerque ya demostró sus dotes para la interpretación y, pese a sus juveniles 24 añitos, sabe cómo seducir a la cámara.

En resumen, candidatos para sustituir a Daniel Craig en la piel de James Bond hay muchos, pero repasadas las (pocas) condiciones para hacerse con el papel, unos se posicionan mejor que otros en la carrera. Tom Hardy, Tom Hiddleston, Idris Elba… ¿el papel será vuestro? ¿O nos llevaremos una sorpresa mayúscula como cuando Daniel Craig fue anunciado hace más de una década?

Al fin y al cabo, como dijo Hardy no hace mucho: “Hay un dicho entre actores y es que si hablas de eso estás automáticamente fuera de la carrera”. Ups

mosca solicitud cita