Celebra el Día de Agradecimiento al plástico de burbujas

Plástico de burbujas

Los humanos somos seres materialistas, seres que adoramos lo tangible, a aquellos objetos que facilitan nuestra vida en cualquier sentido. Ya sea de forma consciente o no, siempre agradecemos internamente la existencia de ciertos productos en tiempos de necesidad y nos maldecimos cuando carecemos de ellos.
Aun así, es cierto que solemos dar por sentado muchas cosas, cosas que, si un día desaparecieran de golpe, echaríamos en falta sin duda alguna. Y es que, por ejemplo, si los retretes desapareciesen de nuestra vida de un día para otro sin previo aviso, entraríamos en estado de shock probablemente, ¿no es así? Y justo en eso, en no dar por sentado la existencia de ciertos productos materiales, estarían pensando aquellas personas que promovieron y asentaron esta curiosa celebración: el Día Mundial del agradecimiento al plástico de burbujas.

El plástico de burbujas, o film alveolar, fue creado accidentalmente por el ingeniero Alfred Fielding y un compañero suyo en 1957. Y por accidentalmente nos referimos a que, en un principio, el objetivo de sendos inventores era el de crear una suerte de papel pintado plástico y texturado que pudiera limpiarse de forma rápida y eficiente. Y así, por error, surgió una de las invenciones más queridas por todo el mundo.
Y es que el papel de burbujas cumple la función de cualquier madre, la de proteger y envolver a sus pequeños. Es un rol silencioso, de los que nadie suele hablar o alabar, pero no por ello menos importante. De hecho, y con más de medio siglo a sus espaldas, nuestro amado papel de burbujas sigue siendo vital en cuanto a cuestiones de embalaje se refiere.
Aunque el papel de burbujas no es solo eso: es puro vicio. Es decir, ¿conocéis a alguien que nunca haya explotado con júbilo esas pequeñas bolitas de aire solo para oír el alegre sonido que producen al aplastarlas? Ese pequeño detalle, esa simple curiosidad, es lo que hace del papel de burbujas un producto tan simpático y especial. Por eso, sabiendo que lo echaríamos mucho en falta si no existiera, se le rinde homenaje con cariño año tras año.

mosca solicitud cita