Reconocimiento facial: tres experiencias sorprendentes

Reconocimiento facial

Aeropuerto, policía y coches del futuro. El reconocimiento facial va más allá de la capacidad de desbloquear un iPhone de última generación o crear un emoticono con tu cara. El análisis de datos biométricos abre funcionalidades desconocidas en el ámbito de la seguridad y el desarrollo en I+D. En China lo saben y su objetivo es convertirse en referentes mundiales en inteligencia artificial desarrollando y aplicando, entre otros avances, sistemas de reconocimiento facial para validar billetes en una estación de tren. Pero hay más. Mucho más. Repasamos tres experiencias sorprendentes y reales de la tecnología de análisis biométrico.

El reconocimiento facial servirá para embarcar en los aviones

Las técnicas biométricas (reconocimiento facial y huella dactilar) tienen un campo abierto en el sector de los aeropuertos. El objetivo es aumentar la eficiencia y la seguridad. Pero, ¿cómo? Lufthansa ha implantado recientemente puertas de embarque con reconocimiento facial en el aeropuerto de Los Ángeles. A través de una cámara, las puertas toman una imagen de las caras de los pasajeros y verifican su identidad en tiempo real. ¡Adiós al pasaporte y tarjeta de embarque! ¿Qué hay más identificativo de una persona que su rostro? Las pruebas iniciales han demostrado que es posible agilizar el proceso de embarque con esta técnica: 350 pasajeros en 20 minutos.

El reconocimiento facial ya se usa en el aeropuerto de Minneapolis-Saint Paul pero con otra finalidad. La empresa Delta instaló en verano máquinas expendedoras con reconocimiento facial para facturar el equipaje que unido a un servicio de localización de maletas por radio frecuencia, los pasajeros pueden facturar con rapidez y seguir el recorrido de sus maletas en el móvil. Según un estudio de Asociación Internacional de Transporte Aéreo, la incorporación de esta tecnología RFID a escala global podría reducir un 25% las maletas extraviadas para el año 2022.

La policía china usa gafas de reconocimiento facial

No es Robocop aunque podría parecerlo. La policía de Pekín se ha sumado a las nuevas tecnologías. Similares a las utilizadas por los agentes ferroviarios en la estación de Henan, los agentes de puesto de control de carretera de las afueras de Pekín han sido los primeros en probar las gafas de reconocimiento facial capaces de identificar a los pasajeros y la matrícula de un vehículo. Las gafas fabricadas por LLVision escanean las caras de los ocupantes del vehículo y las placas, marcando con una caja roja y señal de advertencia al usuario cuando coincide con una “lista negra” centralizada de delincuentes pero también de periodistas, disidentes políticos y activistas de derechos humanos.

China, bajo la presidencia de Xi Jinping, está haciendo un gran esfuerzo para utilizar la inteligencia artificial, el reconocimiento facial y la tecnología de big data para rastrear y controlar el comportamiento contrario a los intereses del partido. Desde los medios internacionales advierten de esta práctica de control y de las restricciones de libertad que suponen para los ciudadanos. “La trama de la película de ciencia ficción Minority Report se está convirtiendo en parte de la vida cotidiana”, aseguran des periódico estatal Science and Technology Daily. La película de Tom Cruise ambientada en una sociedad futurista donde los crímenes se resuelven y castigan incluso antes de que sucedan parece más cerca en China de lo que pudiera parecer.

Un coche con reconocimiento facial

En medio de la carrera por el coche autónomo de nivel 5, el mayor grado de autonomía, Subaru se ha descolgado con el uso de patrones biométricos en sus vehículos. La compañía japonesa presentó el nuevo modelo de su vehículo todo terreno Subaru Forester, que incorpora un sistema llamado DriverFocus. Un programa inteligente que usa el reconocimiento facial para al primer signo de fatiga en el conductor, activar una alerta para detener el coche y descansar. El mismo software puede “recordar” hasta cinco conductores diferentes, incluyendo sus rostros, posición del asiento y preferencias de la temperatura del aire acondicionado. Antes de Subaru, Cadillac había desarrollado un sistema, Super Cruise, capaz de seguir el movimiento de los ojos del conductor a través de cámaras infrarrojas. El objetivo en ambas tecnologías es el mismo: aumentar la capacidad de inteligencia de nuestros vehículos y responder a las necesidades de seguridad y autonomía de los consumidores en una sociedad hiperconectada.

Facebook y su función de reconocimiento facial

¿A qué no sabes quién ha sido la última tecnológica en sumarse al carro del software de reconocimiento facial? Mark Zuckerberg no se pierde una. Ni la realidad mixta tiene secretos para él ni el análisis de datos biométricos. Facebook ha comenzado a activar un nuevo sistema de reconocimiento facial disponible tanto en el escritorio como en sus apps móviles. Con este sistema, la red social pretende fomentar la interacción con el usuario (el leitmotiv de toda red social). ¿Cómo? La nueva tecnología le ayudaría a encontrar fotos en las que apareces pero no has sido etiquetado, decirle a las personas con problemas de visión quiénes forman parte de tus fotos y vídeos, y “proteger a los usuarios de que otros usen sus fotos” (esto último entre comillas porque desconocemos el método chamán que Facebook utilizará para tal fin).

La función todavía no está activa en todo el mundo, pero, por ahora, en los países donde existe puede ser desactivada de forma tan sencilla como escoger la respuesta “no” a la opción “¿quieres que Facebook sea capaz de reconocerte en fotos y vídeos?”.

Google fotos y su reconocimiento facial

¿Y Google? ¿Qué hace Google? Además de buscar nuevas áreas de negocio, el buscador ha sido protagonista de una anécdota inesperada. Según explicó en Twitter, Laura Walter, una mujer de Utah, estaba revisando las imágenes de su marido en su propia galería. El reconocimiento facial de Google Photos encontró tres imágenes de su marido que ella misma tomó años antes de conocerlo en distintos partidos de baloncesto de los BYU Cougars.

mosca solicitud cita