El reloj del Apocalipsis: ¿cuánto falta para nuestro final?

reloj del apocalipsis

Al igual que el milenarismo, el Apocalipsis va a llegar (no, nunca olvidaremos el show Fernando Arrabal en el programa de Sánchez Dragó). Antes o después la vida en la Tierra tal y como la conocemos tendrá un fin (el planeta avanza inexorablemente hacia una desertificación, los polos se derriten, la capa de ozono desaparece, la contaminación aumenta, etc)… y si sobrevivimos (sobreviven, dudo mucho que nosotros estemos presentes en ese terrible momento) habrá que pensar en nuevas formas de vida y en poblar otros planetas.

Pero mientras, los científicos tienen la mirada puesta en el momento de nuestro fin. Ya saben que sucederá, pero quieren saber cuándo. No sabemos si es una buena idea saber que el final se acerca, pero desde el año 1947 en un comité de expertos científicos surgió la idea del llamado ‘reloj del Apocalipsis’. En Foboworld os contamos todos los detalles sobre este reloj, que avanza peligrosamente hasta el momento de nuestra extinción.

¿Qué es el reloj del Apocalipsis?

El reloj del Apocalipsis no es un objeto físico. Es una idea que surgió por parte de investigadores que trabajaban en el Proyecto Manhattan en el año 1945 y que crearon la revista ‘’The Bulletin of Atomic Scientists’’. Esta revista nació con la idea (y aún ahora la mantiene) de alertar al mundo de los peligros que nos acechan, de cómo avanzamos sin descanso hacia nuestra propia destrucción y cómo los elementos y la propia mano del hombre terminará por destruirnos.

En el año 1947, estos investigadores decidieron ilustrar ese final de nuestra existencia con un símbolo, por lo que eligieron un reloj para escenificar el punto en el que la humanidad se encontraba y cuánto faltaba para el Apocalipsis final. A este final le llamaron la medianoche y los minutos que faltan sería el tiempo que resta para que desaparezcamos de la faz de la Tierra.

¿En qué se basaron para calcular la hora en la que la humanidad estaba en ese momento?

Recordemos que la idea surgió en el año 1947. Entonces, la amenaza de guerra nuclear estaba a la orden del día. Pero también había otros criterios que se tuvieron en cuenta como el cambio climático y el avance de la tecnología. La idea de que un día las máquinas nos gobernarían a todos estaba muy presente en ese momento y aún ahora no se descarta, recordemos el asuntito de que Facebook tuvo que apagar una inteligencia artificial porque había creado un idioma propio y parecía estar independizándose.

Con todo esto se decidió que la humanidad estaba a 7 minutos de su extinción. Esta idea se plasmó en una ilustración que fue portada de la revista durante mucho tiempo: la parte superior izquierda de un reloj que marcaba la hora que faltaba hasta nuestro final dibujado por la artista Martyl Langdorf, esposa de un psicólogo que participaba en el proyecto Manhattan bajo petición expresa del cofundador de la revista ‘’The Bulletin of Atomic Scientists’’, Hyman Goldsmith. Bajo ese reloj, cuyo fondo cambiaría de color con cada nueva revista, estaba una ilustración de las sonatas de Beethoven.

¿A cuánto estamos ahora de la ‘medianoche’ y por qué?

En 1947 estábamos a siete minutos de la medianoche, como ya hemos dicho. Pero esta hora ha variado a lo largo de los años, basándose en los acontecimientos que han envuelto a la humanidad y su paso por la Tierra. De este modo, en el año 1953, tras las pruebas nucleares llevadas a cabo por Estados Unidos y la Unión Soviética, nos situamos a tan solo 2 minutos (sálvese quién pueda) de la hora final.

¿Y qué pasó después? Pues hubo una serie de ajustes en los que la hora ha variado entre los 3 y los 10 minutos dependiendo de tratados, declaraciones de intenciones, datos de cambio climático, etc.

Actualmente no estamos en nuestro mejor momento. En el año 2015 nos situamos a tres minutos de la hora final por el auge del armamento nuclear y su modernización. En el año 2017 nos situamos en las 23.57.30. ¿Y por qué avanzó 30 segundos? La respuesta, además de la de siempre (armamento, amenaza de guerra nuclear, etc) es escalofriante: el auge de los nacionalismos a nivel mundial y, ¡atención!, la llegada al gobierno de los Estados Unidos de Donald Trump. Está claro que, para muchas personas (científicos incluidos) la llegada del magnate al poder se ha visto como una amenaza a la humanidad. Ahí es nada. Este año se avanzaron otros 30 segundos por los órdagos lanzados por Trump y las amenazas nucleares de Corea del Norte. No habíamos estado tan mal desde los años 50.

¿Qué quiere decir esto? Pues, queridos, que disfrutéis el momento, porque igual la hora avanza inexorablemente. Y si nos tiene que pillar un final, que nos pille bailando.

 

mosca solicitud cita