Seguridad WiFi: cómo proteger tu WiFi y móvil de los hackers

Cómo proteger tu wifi

No importa que subas tu día a día en Instagram, que todos tus “amigos” sepan lo que has cenado ayer o la última camiseta que te has comprado; todos tenemos una intimidad que preservar -aunque cada vez se fomente más la extimidad- y los hackers siempre andan al acecho. Lo hacen tanto para robarte wifi como para suplantar tu identidad. Tranquilo. En FoboWorld te ayudamos a proteger tus dispositivos de “ladrones de conexión”: cómo proteger tu wifi.

El vecino del quinto con el que compartes ascensor y no levanta la cabeza de su smartphone o esa hipster del edificio contiguo que siempre saca a su perro a pasear cuando regresas de tu sesión de running… El hacker de tu wifi puede ser quien menos sospechas.  Vale que quizás tu vida sea tan intensa que hasta Julian Assange querría entrar en tus archivos pero, realmente, es bastante más probable que quien te piratee lo que busque es ahorrarse el pago de la conexión, que no quede rastro de las páginas que visite y, en el peor de los casos, usurpar tu identidad virtual y acceder a datos personales, como cuentas bancarias. Antes de que esto suceda lo mejor es anticiparse y tomar una serie de medidas para impedir que se conecten a nuestra Red.

Consejos para que no te roben la wifi

Hay una serie de consejos básicos para evitar que los hackers de andar por casa te pirateen la wifi:

  • El primer consejo básico es cambiar la contraseña predeterminada.
  • A continuación, modifica también el password de administración del router.
  • Otra recomendación de seguridad es realizar un filtrado de direcciones MAC, es decir, introducimos previamente aquellas que queremos que reconozca el router y que serán, por lo tanto, las que podrán acceder a la conexión. Eso sí, si viene un amigo a casa también pasará a la lista de los hackers cuando intente conectarse en tu salón.
  • También es aconsejable usar una IP fija y ocultar el SSID, que es el identificador (o nombre) de cada wifi. Si no está visible será mucho más difícil que intenten conectarse a ella. ¿Lógico, verdad?

¿Cuándo bajas a la calle o estás llegando a tu portal tu smartphone ya se conecta a tu Red? Si la respuesta es sí y crees que es una gran opción para no gastar más datos de los deseados y quedarte offline piensa que se lo estás poniendo fácil a tus posibles piratillas. Sin embargo, si no les llega la señal lo tendrán más complicado e, incluso, imposible. Por eso, limitar la potencia de emisión es otra recomendación. La mayoría de los routers cuentan con esta opción pudiendo reducir el nivel de señal. Así que empieza a moverte por casa, comprueba la cobertura y si continúa o no cuando sales a la calle. Lo ideal es que la pierdas en cuanto abandones tu querido hogar.

Apps para proteger tu wifi

Pese a seguir estas premisas sabemos que el poder de los piratas informáticos -o simplemente roba-wifis por el morro- es infinito. Por eso puedes echar mano de protección extra. ¿Cómo? Pues como se soluciona todo (o casi todo) en el mundo actual. Utilizando una app. Busca en tu AppStore o PlayStore y descubre que hay varias opciones:

  • Una de ellas es Detector Ladrón Wifi, un nombre explícito para una aplicación con la que podrás saber cuántos dispositivos están conectados a tu wifi en tiempo real.
  • Otra posibilidad es Who use my Wifi?, capaz de detectar los hackers y bloquearlos para que no continúen utilizando tu conexión. Esta App facilita mucha información, como tipo de dispositivo utilizado, fabricante, la IP o la dirección MAC.

¿Cómo saber que tu wifi está siendo hackeada?

Pese a tomar todas estas precauciones tenemos una mala noticia que darte: es posible que tu wifi sea hackeada. Sospecha si tu conexión va más lenta de lo habitual -¡horror, se te ha congelado la imagen varias veces mientras veías la última serie de Netflix!- si se corta regularmente y si recibes notificaciones y mensajes extraños en tu email. Lo primero que puedes hacer es descargarte una App o software para comprobar si tus suposiciones son ciertas. Si es así apaga cuanto antes tu router y analiza con el antivirus si los dispositivos que normalmente se conectan a la wifi han sufrido algún daño. Vuelve a conectarte (por cable) y cambia la contraseña. Sería recomendable modificar también las de tus redes sociales, correo electrónico, plataformas de pago y cuentas bancarias por si han podido acceder a esos datos.

Si tu smartphone está más caliente de lo habitual…

No podemos cerrar este capítulo sobre seguridad sin hablar de un tema que siempre preocupa a un fobo de verdad: que le hackeen su móvil. Hay una serie de indicios que te pueden hacer sospechar: está más caliente de lo habitual, la batería se agota con más frecuencia de lo normal, recibes mensajes de servicios a los que no te has suscrito (por lo menos de forma consciente), redirecciones en la navegación, publicidad sospechosa… Si es así seguramente el malware ha entrado en tu vida o, lo que es lo mismo, en tu smartphone. ¿Consejo? Si has descargado recientemente una nueva App desinstálala ya que tiene todas las papeletas de ser la causante del estropicio. ¿En el escritorio te ha aparecido una nueva de forma misteriosa? No lo dudes más: bórrala cuanto antes. Si eres de los que viven al límite y aún no las hecho descarga un antivirus para proteger tu teléfono y, por último, borra la caché. Estos consejos también son válidos para tablets y ordenadores.

Amigo fobo, proteger tu wifi y tu móvil es más sencillo de lo que crees. No hay app de pirateo de wifi que resista una buena contraseña y estar atento a las señales inequívocas.

mosca solicitud cita