Fedor, el robot que viajará a la Luna

Fedor

No ha llegado el momento de abandonar el planeta Tierra pero por si las moscas los rusos han comenzado su particular expansión hacia otros astros enviando próximamente a su primer colonizador, Fedor (Final Experimental Demonstration Object Research o Demostración Final de Objeto de Investigación Experimental) a la Luna. Ya lo avanzó Stephen Hawking cuando decía que “las misiones con robots son mucho más baratas y nos proporcionan más información, pero no logran atrapar la imaginación de la gente del mismo modo y tampoco son capaces de extender la especie humana hacia el espacio, algo que debería ser nuestra estrategia a largo plazo. Si queremos sobrevivir durante otro millón de años, tendremos que ir donde nadie ha ido nunca. La vida en la Tierra está cada vez más amenazada por peligros y desastres como el calentamiento global, las armas nucleares, los virus modificados genéticamente. Creo que el único futuro del ser humano pasa por viajar al espacio”.

El robot Fedor, que pesa cerca de 115 kilos y puede soportar un peso de unos 22 kilos sobre sus espaldas, es el humanoide que Rusia tiene previsto enviar en una expedición a la Estación Espacial Internacional y posteriormente a la Luna en el año 2021, con la intención de construir una base rusa en el satélite y más adelante en otros planetas. Fedor está desarrollado para ayudar a los astronautas en cualquier misión espacial ya que es capaz de manipular herramientas, coger objetos y hasta de conducir un coche.

Fedor conduciendo

Sabemos que esta aventura espacial parece el argumento de un relato de ciencia ficción más propio de Isaac Asimov que de la realidad, pero lo cierto es que el objetivo de esta misión es demostrar el potencial de estos robots que serán capaces de dirigir la labor de los astronautas que viajen en misiones espaciales, en un medio hostil sin necesidad de traje espacial, con una fuerza superior a la de un humano en el exterior, con una cierta capacidad para el desarrollo de sus habilidades motoras finas y para mejorar los algoritmos de decisión lo que le permite tomar ciertas decisiones ante los contratiempos que puedan surgir en una misión espacial.

El poder de la máquina es, hasta ahora, insondable y lleno de previsiones futuristas tan impactantes como la capacidad de leer la mente. Fedor, cuya idea original nace de un proyecto de 2014 entre la Fundación de Investigaciones Avanzadas en coordinación con la Corporación Espacial y Cohetes ‘Energia’ S.P.Korolev, es una iniciativa para desarrollar un androide para misiones arriesgadas, podría convertirse en el sustituto perfecto del hombre en el espacio exterior y en su ayudante ya que es capaz de vivir fuera del vehículo espacial y al estar dotado de un traje de sensores, le permite desarrollar los movimientos de un ser humano.

Pero, también ha surgido cierta polémica, ya que este particular robot ha sido entrenado para un uso militar entre otras capacidades tal y como se aprecia en alguno de los vídeos de prueba que han publicado sus creadores, dispara con ambas manos con una precisión que supera a un tirador humano lo que ha provocado cierta inquietud sobre el futuro de este tipo de inteligencia artificial.

Parece que algunos países se están llevando las manos a la cabeza asustados ante la inminente robotización de la sociedad y ante la “especial inteligencia”de estos “Terminator” que son capaces de “pensar”, pero es necesario recalcar que son robots diseñados para ayudar al hombre, con unos algoritmos que les permiten tomar ciertas decisiones en determinadas situaciones de emergencia y que pueden reemplazar al hombre en situaciones de grave riesgo para éste. Es el comienzo de una colaboración que busca ayudar a dar una mayor seguridad al hombre en situaciones riesgo.

mosca solicitud cita